Un año sin ti…

Hoy hace un año que nos dejaste Kyara.

Pero quién eras , y que significabas para nosotros?

Kyara en el Sofa
Kyara

Todo comenzó en el año 2001, en aquella época Mayte y yo todavía estudiábamos (con trabajos temporales en las épocas estivales). Mayte estaba estudiando Auxiliar de Veterinaria y fue en ese centro donde vuestros caminos se cruzaron.

Alguién habia dejado durante la noche, cerca del centro de estudios, una caja con una camada de cachorritos de apenas unos días de edad, todavía tenían los ojos cerrados. A sabiendas del destino de esos cachorros si se enviaban a la perrera, las alumnas del centro fueron colocando durante esa mañana a todos los cachorros. Bueno, a todos excepto una pequeña hembra que no tenía un destino claro.

Intentando evitar un conflicto (“Mama mira lo que traigo“-“…”), Mayte evitó por todos los medios entrar mucho en contacto con los cachorros, pero cuando se acercaba la hora de plegar y esa pequeña se acercaba a un fin no muy agradable, Mayte tomó coraje y se llevó a la pequeña a casa.

Pasaremos por alto el resto del día, por que ya os imagináis lo que pudo llegar a suceder cuando Mayte llegó a su casa.

Los días siguientes transcurrieron en relativa calma y con nosotros absolutamente extasiados con la pequeña. Que si ahora abre los ojos, que si hay que darle biberón cada dos horas (noches incluidas), que si ya va caminando…

Durmiendo en el Sofa
Durmiendo…

La pequeña se fue haciendo mayor, y se comenzó a ver su perfil de adulta. Era muy territorial, agresiva a la hora de comer y solían haber peleas con la otra hembra que vive en casa de Mayte.

Pero cuando comenzaron los paseos se vio cuál sería su problema, la falta de socialización durante su etapa “bebé“. Kyara no entendía bien las señales de los otros perros, por que nadie le habia enseñado que significaban.

En esa etapa también se le identificó un problema de ansiedad por separación (algo que en el futuro, con el cambio de casa, todavía nos provocó más de un conflicto).

Pero leyendo esto parece que fuera más un monstruo que un perro, o que hayamos sufrido más que disfrutado con ella. Al revés, Kyara era con todos sus defectos, problemas y demás el animal más tierno, cariñoso y leal que he podido conocer en mi vida. Y su energía era brutal, aún con tratamiento de fluoxetina era capaz de salir a jugar como un cachorro normal y en su etapa adulta como un cachorro también xD

20100308 - Gran Nevada en Vilanova del Camí
Jugando con la nieve..

Siempre estaba dispuesta a jugar, a correr y no podías bajar la guardia nunca, por que siempre habia alguna trastada en potencia. Sólo como anécdotas, robar un fuet e intentar pasar por delante de todos con la cabeza girada escondiendo el botín; reventar sacos de pienso y comer hasta no poder más.

Así fueron pasando los años. Hasta el 2008, donde una Kyara adulta tiene que cambiar de casa. Algo que para un animal como ella fue fatal, todas sus costumbres (lo que la mantenía en la “normalidad“) se fueron al garete. Pero como todo cambio siempre tuvo una parte positiva y es que Kyara comenzó a relacionarse con más perros, la mayoría de su tamaño o mayores. Creo que este cambio, marco la mejor época que vivió Kyara en toda su vida; si, fue destrozar los pilares de su mundo, pero se construyó algo mucho mejor (aún con los conflictos que nos provocó a nosotros).

Recuerdos que guardaré siempre, hasta el día que nuestros caminos se vuelvan a encontrar, son muchos. Los paseos cortos hasta el “rodeo”, los paseos-excursiones hasta la riera, la nevada del 2010, todas esas siestas en el sofá después de los mega-paseos de domingo, jugar en primavera con la hierba alta y verla saltar como una cabra, la llegada del rebaño de ovejas y todas esas pequeñas trastadas que, siempre con el afán de conseguir comida, nos dabas como regalo de llegada a casa xDD

2010-04-02 De Paseo por el Rio
Disfrutando del agua fresca de la riera

Pero el verano pasado algo cambió. Un desmayo después de un paseo moderadamente largo nos alarmó, y tras un chequeo se confirmaron nuestras peores sospechas. Kyara padecía de un cáncer de páncreas.

Durante todas las pruebas, operaciones y chequeos intentamos manternos optimistas. Incluso parecía que Kyara comenzaba a recuperarse… pero no fue así. Sus niveles de azúcar no remontaban y los episodios de desmayo se mantenían. Con todo nuestro pesar y un remordimiento que todavía no he conseguido olvidar (o siquiera asimilar) tomamos la decisión de eutanasiar a Kyara.

Lo más duro, creo, fue decidir cuándo lo haríamos. Kyara hasta el mismo día de su muerte siempre estuvo activa, viva. Nunca la vimos decaída, o falta de ganas de vivir, por lo que fue un mazazo tener que poner una caducidad a su existencia.

Finalmente, el día 11 de Enero del 2011 tuvo lugar la eutanasia. Estuvimos con ella hasta que la anestesia hizo efecto y la dejamos en la mesa, roncando bajo los efectos del sueño del que ya nunca despertó.

Aún hoy, mientras escribo estas líneas, no puedo contener las lágrimas mientras vienen a mi mente esas imágenes, sensaciones y sentimientos.

Por eso, aún con el dolor que me provoca, me he obligado a recordarte hoy. Por que viviste, por que lo hiciste con nosotros y por que nunca he llorado una pérdida tanto como la tuya, ni los humanos que se han ido merecían una sola lágrima.

Por ti, Kyara.

De Mayte y Marc, almas donde vivirás siempre.

Fotos de Grupo
Para siempre con nosotros
Anuncios

Publicado por

Kurotora

1982に生まれた日本語の学生です。家族のレストランで働いているウェータです。

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s